Schwarzes schaf muenster fotos

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En un currículum o en un perfil social laboral como LinkedIn la foto que escojas importa, y mucho, por eso es importante que te tomes un tiempo para hacerlo. En general hay algunos consejos que podemos tener en cuenta para escoger nuestra mejor instantánea. Algunos pueden parecer de sentido común, sin embargo, los consejos que puedan parecerte más evidentes, suelen ser errores que se cometen con mucha frecuencia.

La foto debe ser tuya

A veces, por querer mostrarnos cercanos, escogemos una foto nuestra con algunos familiares o amigos. Quienes estén pensando en contratarte quieren verte a ti. Una foto en grupo, incluso aunque se trate de un grupo de trabajo, no es nada aconsejable.

Asegúrate que sobre todo se vea tu cara

Olvídate de complejos. Quien te contrate, a menos que se trate de un empleo de modelaje, va a valorar, no cómo eres físicamente, sino cómo te muestras así que tu cara debe verse.

Usa una foto de buena calidad

Las fotos de calidad pobre o pixeladas no suelen ser una buena carta de presentación. Tampoco las fotos recortadas, por muy bien que hayamos salido en ellas. Recuerda que quieres una foto para seducir a quien te quiera contratar y debe ser profesional.

Presta atención al vestuario

Para la foto de tu perfil deberías vestir como lo harías en tu vida profesional. No es necesario que vayas ‘de pinza’, pero está claro que el chándal está totalmente prohibido. Ni los looks muy atrevidos o transgresores. Moderno pero elegante y profesional, esa es la clave que debe cumplir el atuendo perfecto.

Busca el contacto visual, relájate y sonríe

Finalmente, si vas a posar para sacarte una foto profesional que incluir en tu currículum o en tu perfil social profesional, mira a la cámara directamente buscando el contacto visual, respira hondo, relájate y pon tu mejor sonrisa natural, cercana, sin forzar nada.

¡Con esto ya tienes el trabajo hecho! Ahora coloca tu foto en donde corresponda y pasa a otro asunto importante como revisar tu perfil y actualizar tus datos de contacto. Tu instantánea hará las primeras presentaciones.

 

Para seguir mejorando tu perfil de LinkedIn, te dejamos este artículo: 5 COSAS QUE PODRÍAS MEJORAR EN LINKEDIN Y QUE TE ALEJAN DE TU PUESTO SOÑADO